Una prueba de fuego para el turismo en el Caribe

Desde 2014 grandes masas de sargazo invaden las costas del caribe mexicano con una intensidad creciente. Se trata de un fenómeno vinculado al cambio climático que amenaza con destruir el Gran Arrecife Maya y arruinar la actividad turística, pues las medidas adoptadas hasta ahora no han dado resultado.

El sargazo es una macroalga propia de aguas templadas y tropicales. Aunque existen más de 300 variedades distintas, los recales que arriban a las costas se componen de S. fluitans y S. natans, dos especies que cuentan con unas vejigas llenas de gas que les permiten flotar. Se reproducen constantemente a partir de la fragmentación de los individuos existentes.